El sábado 23 de febrero, con gran éxito, se llevó a cabo la XXVI Noche Colonial del Instituto Francisco Possenti.

La entrada de los asistentes inició desde las 12:30 pm., se notaba en ellos la alegría, el entusiasmo y la ilusión de ser partícipes de nuestra ya tradicional Noche Colonial. En esta ocasión, se rompió el récord de asistencia, que es una muestra más de la confianza que las familias de la Comunidad Educativa Possenti tienen en nuestra institución y en sus planes y proyectos.

El espectáculo en el Foro Abierto comenzó con bailes de danza árabe que lograron llamar la atención por su colorido vestuario. El entretenimiento, variado y de buen gusto, estuvo a cargo de grupos musicales y estudiantinas, tales como La Casita de los Niños, el Colegio Anglo Mexicano de Coyoacán, Fundación Mier y Pesado, el colegio Cristóbal Colón, el grupo de jazz del propio Instituto Francisco Possenti y la Universidad Lasalle, entre otros, los cuales hicieron las delicias del público asistente. Alternaron como conductores del espectáculo los profesores Gabriel Saucedo, Daniela Parra y Felipe de Jesús Gómez.

niñas possenti bailando - copia

El cierre del espectáculo en el foro abierto sorprendió a todos con la participación de la banda “Alba Musical”, que con su muy particular estilo, logró hacer cantar y bailar a gran parte de la gente reunida.

En este gran evento no podían faltar los juegos mecánicos: algunos tradicionales, otros muy  novedosos; ambos causaron la sensación de niños y jóvenes, deseosos de experimentar la adrenalina que los mismos ocasionan.

noche colonial xxvi

En el transcurso  de nuestra Noche Colonial, se ofrecieron diversos tipos de comida: hot dogs, hamburguesas y deliciosos antojitos mexicanos, tales como sopes, pambazos, tacos dorados y muchos más;  saboreamos también postres vendidos en el puesto destinado a recaudar fondos para las comunidades indígenas y marginadas (a muy buen precio y donados por los profesores de las diversas secciones del Instituto Possenti), tales como gelatinas, pasteles, flanes, empanadas… y de algodones de azúcar que dieron un  toque de colorido al ambiente.

Alumnos, padres de familia, familiares y amigos de la Comunidad Possenti, tuvieron también la oportunidad de unirse en matrimonio en el Registro Civil cuyos jueces fueron alumnos  de la sección Preparatoria.

Nuestra Noche Colonial Possenti terminó pasadas las doce de la noche. Hoy podemos decir con alegría que, una vez más, fue una grata experiencia que se manifestó a través  del ánimo, el entusiasmo y sano entretenimiento de toda la comunidad educativa Possenti que con firme convicción expresa:

Existo. Siento. Pienso. Quiero. Decido. Estudio. Ayudo. Canto. Bailo. Me divierto… ¡Soy Possenti y realizo mis sueños!