1363098768_710834_1363206416_portada_normal

Habemus Papam! expresamos los católicos ante la noticia de que ha sido elegido un nuevo Papa para la Iglesia Católica.

Francisco, será su nombre, en honor a San Francisco de Asís, el santo reformador de la Iglesia en la Edad Media o tal vez en honor a San Francisco Xavier, el santo jesuita misionero. Como sea, desde su nombre muestra lo que será su insignia y carta de presentación: la sencillez y la humildad.

En sus primeras palabras dirigidas a los fieles católicos congregados en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, se mostró alegre, dispuesto a asumir la ardua tarea de guiar a los fieles al encuentro con Cristo Jesús.

Cree en la eficacia de la oración y pidió una oración para su antecesor, el Papa Benedicto XVI, para todos los reunidos en la Plaza y para él mismo. Es un Papa del pueblo y para el pueblo de Dios.

Sabe que viene de lejos. Ha dicho en tono de broma que sus hermanos cardenales lo fueron a buscar hasta el fin del mundo, haciendo alusión a su lejana Argentina. Sabe que viene de lejos y que por ello mismo sabe que debe ser un Papa muy cercano al corazón de cada fiel católico y al de los hombres y mujeres de buena voluntad. Y eso que sabe ya lo hizo: en su sencillo y breve mensaje ya se acercó a millones de corazones en el mundo.

Es un Papa espiritual que con sus acciones producirá mucho bien y consuelo a las almas que sufren y se sienten en desamparo. Es un claro defensor de la vida humana y un firme opositor a la esclavitud que produce la trata de personas y la prostitución.

Es un Papa valiente que como cardenal supo denunciar las mentiras oficiales de las políticas populistas de los últimos gobernantes argentinos.

Es el primer Papa en llamarse Francisco. El primero elegido de la Compañía de Jesús (jesuitas) y el primer Papa latinoamericano.

Es el Papa que la Iglesia Católica necesita para estos tiempos.

Que Dios le bendiga con abundancia de bienes y premie sus esfuerzos a favor de la humanidad y en la defensa de su dignidad trascendente.

(Texto tomado del blog SOCRATERÍAS y compartido por el autor para Preparatoria IFP)